Exposición y Prevención de la Respuesta

¿Qué es la Exposición y Prevención de la Respuesta (EPR)?

EPR, es un método de terapia cognitiva-conductual sistemático y estructurado que ha sido testado científica y experimentalmente, mostrando ser efectivo para el TOC y otros trastornos.

 La TCC del TOC consiste en un grupo grande de estrategias y herramientas terapéuticas.  La estrategia más importante para el TOC, se llama “Exposición y Prevención de la Respuesta” (ERP)

Bio-Behavioral Institute es uno de los pocos centros terapéuticos en el país y el exterior que se especializa en el tratamiento cognitivo-conductual aplicando la técnica de Exposición y Prevención de la Respuesta (EPR) para el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) y trastornos relacionados. EPR, es un método de terapia cognitiva-conductual sistemático y estructurado que ha sido testado científica y experimentalmente, mostrando ser efectivo para el TOC y otros trastornos. Abarca dos componentes inter-relacionados, uno es la "exposición" y el siguiente es la "prevención de respuesta".

 “Exposición” refiere a la confrontación paulatina de los pensamientos, imágenes, objetos, y/o situaciones que lo preocupan, es decir aquello que le genera ansiedad, asco o tristeza. Durante la exposición los pacientes son gradualmente invitados a participar en situaciones temidas por ellos y evitadas debido a su trastorno. Al mismo tiempo, se les indica a los pacientes que resistan sus impulsos a realizar las conductas neutralizadoras habituales de la ansiedad, como son las compulsiones y rituales; lo cual es denominado "prevención de la respuesta". Este componente consiste en no realizar la compulsion y/o ritual y/o conducta de evitación en forma paulatina y sistemática. Muchos pacientes han intentado por si mismos exponerse a sus obsesiones y evitar los rituales, sin éxito, se necesita la guía de un experto para que esta técnica sea enseñada en forma correcta y sustentable. El malestar disminuye si se confronta con lo temido y no realiza la acción compulsiva.

Esta herramienta ha demostrado mejorar su efectividad cuando: es realizada en pacientes bien preparados para llevar adelante la ERP, es realizada en presencia del terapeuta (que tenga conocimientos profundos de la herramienta y del trastorno) y cuando fue planificada en forma personalizada.

Los pacientes NUNCA son obligados a participar en situaciones de exposición que puedan ser perjudiciales para ellos. La terapia siempre progresa de acuerdo al ritmo del paciente. El beneficio de la EPR es que los pacientes frecuentemente ven cambios positivos rápidamente. Se los motiva a los pacientes a trabajar activamente fuera del consultorio haciendo ejercicios de EPR independientemente del terapeuta, en su ámbito natural de vida, a manera de tarea para generalizar y afianzar lo aprendido.